Penang – George Town

Penang – George Town

Después de acabar nuestra ruta por el sur de Tailandia nos dirigimos al país vecino, Malasia, para pasar unos días allí y conocer un país del que, sinceramente, no conocíamos mucho antes de llegar y que nos sorprendió muy gratamente. Nuestra primera parada en Malasia fue George Town, en la isla de Penang (también llamada City of Penang Island o Pulau Pinang, tiene muchos nombres como veis, jaja). Para abreviar, hablaremos de Penang.

Para llegar a Penang desde Ao Nang, en Tailandia, cogimos un bus que tardó unas 10 horas en llegar (unos 20€/persona), bastante agotador pero es lo que tiene usar transporte local y presupuesto mochilero. Los españoles no necesitamos visado para entrar a Malasia, simplemente te sellan el pasaporte a la entrada del país y puedes permanecer hasta 90 días allí.

 

Alojamiento:

En penang estuvimos 4 noches y nos alojamos en The Frame Guesthouse, un hostal muy moderno, con una decoración industrial muy llamativa, con zonas comunes agradables, en pleno centro y lleno de jóvenes. Super recomendable, la verdad, por MR 54 (11 euros la noche).

 

¿Qué hacer en Penang?

Penang combina lo nuevo con lo antiguo, la tradición y la modernidad, con muchos edificios históricos y religiosos y un arte callejero que ha hecho que este lugar sea famoso a nivel mundial. Seguro, segurísimo, que muchas de sus pinturas murales las habéis visto infinidad de veces.

El centro histórico de George Town está lleno de arte y puedes invertir todo un día (o más) en pasear y descubrir todo ese arte callejero escondido, hacerte mil fotos y hasta interactuar con las obras, que dan pie a ello 🙂

Para encontrar todo este arte callejero, lo mejor es ir explorando Penang sin prisa. Pero por supuesto habrá algunas obras que querréis encontrar sí o sí, y para ello podéis utilizar varios recursos. En la app maps.me, que nosotras utilizamos muchísimo como mapa offline cuando viajamos, hay muchísimas obras marcadas, sobre todo las más importantes. Otra opción es ir a la oficina de turismo y pedir un mapa físico. O si lo preferís, hay muchos viajeros que se han currado mapas buenísimos de Penang, como nuestros compañeros de Marcando el Polo, que tienen un mapa que es la envidia de la blogosfera y que nosotras utilizamos un montón.

Lo importante, en cualquier caso, es pasear y explorar, y mirar en cada rincón, y descubrir murales escondidos, detalles en cada pared, en cada esquina, porque de verdad que Penang está lleno de arte callejero y esta «búsqueda del tesoro» es increíble, a nosotras nos encantó esta ciudad.

Además del arte callejero, Penang tiene muchos edificios que merecen la pena una visita, especialmente los edificios religiosos. Malasia es un país donde conviven distintas religiones, siendo la mayoritaria el Islam. Por esta razón en Penang, y en toda Malasia realmente, te puedes encontrar con la mezquita y al lado una iglesia cristiana o un templo hinduista. Esto sin duda es una de las cosas que más nos llamaron la atención de este país.  Paseando por la ciudad veréis diferentes tipos de templos muy interesantes y llamativos, como por ejemplo el templo Khoo Kongsi en Chinatown o la mezquita Masjid Kapitan Keling en Little India, entre otros.

Otra de las religiones de este país es el budismo y el templo más grande de Malasia, Kek Lok Si («el templo de la felicidad suprema»), se encuentra a un escapada rápida de George Town. Para llegar hay que tomar un bus (201, 202, 203 o 204) desde la estación de Komtal hasta Air Itam (RM4 – 0,8€/trayecto). Visitar el templo es gratis pero para subir a la pagoda de los 10000 buddhas son RM2 (0,4€)/persona, y si queréis subir a ver el Buddha de bronce en el funicular son RM6 (1,25€) ida y vuelta. La verdad es que es una escapada totalmente recomendable, el templo es muy bonito y majestuoso y merece la pena recorrerlo entero.

Otro lugar muy interesante de Penang es el Fuerte Cornwallis. Se puede visitar el interior por RM20 (4€) pero nosotras lo vimos por fuera solamente, aunque sí aprovechamos para danos un paseo por el puerto.

Para comer en Penang nosotras fuimos varias veces al Red Garden Food Paradise. Es un espacio lleno de pequeños restaurantes donde puedes pedir lo que quieras y te lo traen a las mesas centrales, que se comparten con todos los restaurantes del recinto. Sólo os podemos decir que nos pusimos bien gordas de Dim Sum, que nos vuelven locas. Super super recomendable este sitio.

La verdad es que nos encantó Penang, volveríamos mañana mismo para pasar allí una temporadita disfrutando de su ambiente relajado y su riqueza cultural. Desde luego si viajáis a Malasia nosotras lo consideramos una parada obligatoria, ¡no os vais a arrepentir!

Nuestro siguiente destino en la país fue Cameron Highlands, radicalmente distinto a Penang, un lugar lleno de naturaleza donde las plantaciones de té abarcan más allá de lo que vista alcanza.

 


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

Penang – George Town
Facebooktwitter
Etiquetado en:                         

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *