The Catlins: Nugget Point – Surat Bay – Jack´s blowhole – Purakaunui Falls

Día 10: The Catlins. Nugget Point – Surat Bay – Jack´s blowhole – Purakaunui Falls

¿Qué hacer en The Catlins?

The Catlins es una región en el Sureste de la isla Sur de Nueva Zelanda y donde se encuentra el punto más meridional de la isla: Slope Point. The Catlins es el punto más cercano a la Antártida y de hecho desde esta zona salen las expediciones hacia allí. Ojalá algún día podamos pisar el sexto continente…ay.

The Catlins es a veces una región un poco olvidada por los turistas en sus rutas, pero para nosotras mereció mucho la pena llegar hasta allí. Eso sí, tened en cuenta que adentrarse en The Catlins complica un poco el tema de aprovisionamientos, porque se reduce el número de tiendas, gasolineras, etc. porque hay muchas zonas rurales, así que planead en consecuencia. Nosotras invertimos dos días en esta región y nos encantó.

 

Nugget Point:

Sin duda uno de nuestros lugares favoritos de Nueva Zelanda. El faro de Tokata es el más antiguo de la isla y se encuentra en la cima de un saliente rocoso con unas increíbles vistas al océano. Este punto recibe el nombre de Nugget Point por las piedras que se encuentran esparcidas en el agua, que recuerdan a grandes pepitas de oro (o al menos esto le pareció al Capitan Cook, quien bautizó el lugar con ese nombre). Que a ver, también pueden parecerse a nuggets de pollo, no os lo vamos a negar, cada uno que interprete, jaja. El paseo para llegar a este faro es precioso y en todas las rocas habitan decenas de focas, que chapotean y juegan felices en el agua. Se supone que también hay leones marinos, elefantes marinos y pingüinos, que extrañamente conviven en esta zona, pero de estos tres últimos no vimos ninguno 🙁

Moved el cursor o el teléfono para ver la foto en 360 grados.

 

Surat Bay:

Surat Bay es una playa inmensa donde habitan leones marinos, y como nos quedamos con ganas de verlos en Nugget Point, pues nos pusimos a pasear por esta playa a ver si teníamos suerte y los encontrábamos. Caminamos mucho (pero mucho eh, como 2km) y ya perdiendo la esperanza, unos turistas (que en todo el camino nos encontramos como a 6 personas) nos dijeron que justo al final de la playa había dos. Así que fuimos a ver esos gordinflones del mar rebozándose en la arena. Nos acercamos todo lo que pudimos, pero siempre manteniendo la distancia recomendada, y pudimos por fin ver de cerca a estos enoooormes mamíferos marinos. 

 

Jack’s blowhole

Este fue un lugar que podríamos describir simplemente como ¡WOW! Porque así se nos quedo la cara cuando lo vimos. No sabíamos qué esperarnos, porque hacía muy mal tiempo y dudábamos de si debíamos emprender la ruta a pie, de aproximadamente 1 hora, a este misterioso agujero de la naturaleza. Pero ya que estábamos állí, y chubasquero en mano, decidimos ponernos en marcha. Por supuesto éramos las únicas turistas haciendo este recorrido. El recorrido se supone que es sencillo, pero no era del todo fácil ya que debido a las lluvias mucha de sus partes eran puro barrizal, pero cuando llegamos allí el esfuerzo mereció la pena. Resulta que este agujero era una cueva cuyo techo cedió por la erosión del mar abriendo paso a este inmenso agujero de 55m de profundidad y creando una furiosa entrada de agua de mar. El entorno es impresionante, lleno de árboles y vegetación de mil colores. Las fotos no le hacen justicia, pero realmente nos dejó muy impactadas. De hecho, nos sorprendió tanto, que lo elegimos como nuestro lugar secreto favorito para el post colaborativo que hicimos en nuestra sección «Palabra de Blogger» en el que participaron muchos amigos viajeros. 

Purakaunui Falls

NZ está llena de cascadas y en The Catlins hay muchísimas. Cada una tiene algo especial por su forma, su fuerza o su localización. Las Purakaukui son unas cascadas digamos normalitas, cuando fuimos no tenían mucho agua y hacia muy mal tiempo, así que no pudimos aprovecharlas del todo, pero cuando hace buen tiempo parece ser que incluso te puedes bañar. 

 

Alojamiento: pasamos la noche en en el parquing gratuito de  Weirs Beach Reserve. La playa estaba cerca, así que está genial para poder dar un paseíto por la arena.

Al día siguiente seguimos recorriendo la zona de The Catlins, para descubrir lugares como Porpoise Bay – Curio Bay y Waipapa Point.


Descubre nuestra ruta por Nueva Zelanda aquí.

 

 

 

 


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

The Catlins: Nugget Point – Surat Bay – Jack´s blowhole – Purakaunui Falls
Facebooktwitter
Etiquetado en:             

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *