Working Holiday Visa: encontrar alojamiento en Vancouver no es misión imposible

El alojamiento es uno de los puntos más difíciles de gestionar en Vancouver, por no decir que es el más difícil. El alojamiento en Vancouver es caro y escaso, así que sobre todo al principio, que llegas y no sabes muy bien cómo funcionan las cosas, puede ser un gran dolor de cabeza, pero no hay que desesperarse. Vamos a intentar explicar un poco cómo funciona todo en la ciudad y dar algunos consejos para hacer más fácil esta búsqueda.

Working Holiday Visa: cómo encontrar alojamiento en Vancouver

Vancouver
PASO 1: buscar un alojamiento temporal para la llegada a la ciudad. Nosotras recomendamos reservar un Airbnb para las dos primeras semanas como mínimo. Encontrar casa en menos de 2 semanas es muy muy muy difícil. Puedes buscar este primer alojamiento temporal en las afueras de Vancouver, pero recomendamos que esté cerca de un Skytrain, ya que te moverás mucho para ir a ver pisos, bancos, etc. Recomendamos Airbnb porque te permitirá estar en un lugar donde poder cocinar (lo que te hará ahorrar bastante dinero en estos primeros días sin casa y posiblemente sin trabajo) y conectarte a internet para aprovechar  a hacer todos los papeleos iniciales, así como la búsqueda de piso y trabajo. Si aún no tienes cuenta en Airbnb y quieres abrir una te damos un descuento de 25€, ¡que nunca viene mal!

25 euros

Nosotras estuvimos en total un mes en el mismo Airbnb (por unos 18€ la noche) porque no fue naaada fácil encontrar casa permanente, así que tuvimos que ir ampliando el Airbnb. Reserva este primer alojamiento con tiempo, porque Vancouver es una ciudad muuuy cara y en estas primeras semanas se te puede ir un buen pellizco de los ahorros si no encuentras un lugar barato donde vivir durante el proceso de búsqueda de casa y trabajo.


PASO 2: Saber qué quieres buscar (apartamento individual o habitación en una casa compartida) y dónde quieres vivir (downtown o alrededores). Los grandes buscadores de alojamiento en Vancouver son:craigslist kijiji En craigslist hay de todo, no sólo alojamiento sino ofertas de trabajo, artículos de venta, etc… y kijiji es casi en su totalidad de propiedades chinas. Aquí se publican anuncios constantemente, así que lo mejor es hacer un par de búsquedas al día e ir contactando con los potenciales alojamientos para concertar una cita o ver si tienen un día de “open house”. Otra buena opción es buscar alojamiento en grupos de facebook tipo “Housing and Sublets in Vancouver (rentals)” y por supuesto “Españoles en Vancouver”, una buena fuente de información para la comunidad española en la ciudad.

Si quieres vivir en downtown Vancouver, por ejemplo, las zonas más asequibles serían Chinatown, Main Street (cuidadín con la zona muy cerca de Terminal, la estación de trenes, que es un poco chunga) y West End, donde hay muchas casitas y muchos bloques de apartamentos.

Chinatown Olympic village West end

Para encontrar casa en el West End lo mejor es darse un paseo por la zona e ir llamando a las diferentes agencias que gestionan cada bloque (como Hollyburn por ejemplo) y preguntar por los apartamentos disponibles y el precio. Los bloques más antiguos son más baratos y se pueden alquilar apartamentos desde unos 1300CAD/mes en adelante.

Inconvenientes del apartamento: están vacíos o casi vacíos, por lo que hay que amueblar y comprar todo; y el alquiler es mínimo por 1 año, por lo que con una WHV es complicado, pero si tienes pensado quedarte todo el año en el mismo sitio o incluso aplicar a otra visa después y alargar la estancia en la ciudad es una buena opción.

Otro tipo de alojamiento en Vancouver bastante popular son los Mannor, una especie de “residencias” donde se alquila la habitación (a veces con baño privado y otras compartido) y donde se comparten la cocina y otras zonas comunes con las otras habitaciones de la planta o del edificio. Nosotras sólo visitamos uno y nos pareció un desastre (igual tuvimos mala suerte y hay otros que están genial) así que lo descartamos rapidísimamente como opción.

 

Compartir alojamiento: si no quieres gastar tanto dinero las habitaciones en casas compartidas o en basements son lo mejorUna cosa a tener en cuenta a la hora de compartir es que es mucho más sencillo encontrar habitación para 1 persona que para 2. Si sois pareja la cosa se complica, puesto que en la mayoría de casas no quieren parejas, aunque la habitación sea claramente doble, y si aceptan te quieren cobrar literalmente el doble del precio. Así que conviene preparar un pequeño mensaje de presentación donde expliques si eres 1 o si sois 2, cuál es vuestra situación en el país (WHV), etc. para enviarlo a los alojamientos que te/os interesen. Así rápidamente el casero puede decirte si eres/sois lo que busca y de qué precio estamos hablando.

 

¡¡CUIDADO!! Verás muchos anuncios en downtown de habitaciones en edificios con piscina, gimnasio, etc. a un precio relativamente razonable, muy tentador…demasiado. Es un negocio bastante chungo, muy mafioso: el “casero” tiene apartamentos de 1 o 2 habitaciones en uno de estos edificios bastante lujosos del centro y los convierte en “casas patera”, subdividiéndolos con paredes de cartón o cortinas de tal manera que pueden llegar a vivir muchas personas en él, ocupando incluso el cuarto de la escoba…sí, sí, esto lo hemos visto con nuestros ojitos. Así que a no ser que te guste vivir como Harry Potter en el hueco de la escalera no te lo recomendamos para nada.

Una vez que visitas uno de estos apartamentos te das cuenta de que el precio es abusivo para las condiciones (unos 1000CAD/mes) y además el contrato es fatal, ya que tú acuerdas un contrato de 1 año obligatoriamente y si te marchas antes debes encontrar un inquilino para sustituirte o pagar íntegro lo que te quede de alquiler del año. Es una mafia en toda regla. Cuidado porque se anuncian en muchos sitios y también hay muchos inquilinos que se marchan antes de tiempo y que buscan desesperados alguien que les sustituya.

 

NUNCA, y repetimos, NUNCA alquiles nada ni des señales de dinero sin ver la casa primero en persona. Conocemos a gente que ha perdido mucho dinero con estafas inmobiliarias en Vancouver.

 

Por tanto, lo mejor para compartir es salirte del puro centro a alguno de los barrios donde hay muchas casitas que alquilan habitaciones o el basement (planta baja o sótano) entero. Verás de todo: casas horribles y casas monas y en algunas te pedirán mil cosas (recomendaciones, contratos de trabajo…) y en otras nada (normalmente en las que el contrato es verbal y no escrito, que hay muchas).

Nuestro barrio

Este proceso  requiere mucho tiempo de búsqueda y hacer muuuuuuchas visitas. Lo que te recomendamos es que busques un sitio que esté limpio (no es tarea fácil, que conste en acta), donde no compartas con muchísima gente (hay casas donde viven hasta 10-12 personas con 2 baños y una mini cocina), y que esté cerca del skytrain, para poder moverte fácilmente por todo Vancouver.

Nosotras al final acabamos en el barrio de Joyce (donde teníamos el primer Airbnb) en una planta baja renovada de una familia china, compartiendo el apartamento con una estudiante también china. Lo conseguimos gracias a nuestra casera del primer Airbnb que nos habló de esta familia amiga suya que alquilaba a estudiantes y cuando fuimos a ver la habitación (ya bastante desesperadas) no nos pareció nada mal y nos mudamos enseguida. Nosotras queríamos que hubiese poca gente, que fuese nuevo, no pagar una fortuna (lo conseguimos por 800 CAD/mes) y que el “contrato” fuese de mes a mes, es decir que si nos quisiéramos ir de Vancouver o mudarnos de casa en algún momento lo tuviésemos fácil. Por eso tardamos un mes en encontrar algo que se adaptase a lo que queríamos. Pero no desesperes, quien la sigue la consigue.

Nuestra habitación Nuestra cocina

En la elección de la zona, para nosotras lo más importante es que tuviese skytrain y buses cerca (por eso descartamos zonas como Kitsilano o Strathcona, que sólo tienen servicio de autobús), además de algún supermercado grande cerca (por eso descartamos zonas como Nanaimo, donde todo son viviendas y no hay casi servicios), que fuese una zona segura (por eso no nos convencían zonas como Commercial o Main/Terminal que de noche no pintan muy bien) y que estuviese a ser posible en Zona 1 de skytrain (por eso descartamos zonas como North Vancouver, West Vancouver, Richmond, Burnaby o New Westminster). Joyce al final cumplía con eso, así que nos quedamos. No nos enamoraba la zona ni mucho menos, pero era práctico, barato y muuuuuy bien comunicado con todas las zonas de la ciudad, y al final pasábamos casi todo el tiempo en downtown trabajando y de ocio, así que a nosotras nos funcionó muy bien.


PASO 3: Cuando encuentres el alojamiento y ya te sitúes, el siguiente paso es buscar trabajo y empezar a hacer dinero para pagar el alquiler 🙂

Pero de verdad céntrate primero en hacer todos los papeles y en buscar alojamiento, porque el trabajo va luego y llegará seguro. Echa un vistazo a nuestro post sobre cómo encontrar trabajo en Vancouver, seguro que te ayuda a verlo todo más positivo.

¡Mucha suerte y mucho ánimo! Encontrar alojamiento en Vancouver para nosotras fue la parte más dura de mudarnos a esta ciudad, así que superado este trámite todo va a mejor, te lo prometemos, jaja.


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

Working Holiday Visa: encontrar alojamiento en Vancouver no es misión imposible
Facebooktwitter
Etiquetado en:         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *