Creta, una isla para perderse

Creta

Gramvousa

Como teníamos la boda de unos amigos allí decidimos que la estancia más larga de nuestras vacaciones griegas fuese en la preciosa isla de Creta. Concretamente pasamos allí 7 fantásticos días, de los cuales 6 estuvimos en el Oeste de la isla y 1 en la capital, Heraklion, que además nos venía muy bien para coger el ferry a nuestro siguiente destino: Santorini.

De Creta nos gustó TODO: sus paisajes, su gente, su comida (y sus precios), sus playas…es una isla fascinante a la que volveremos, no os quepa la menor duda.

ferry

Para llegar a Creta desde el puerto de Pireo en Atenas cogimos el ferry nocturno (Anek Lines) con   dirección a Chania. Atentos al llegar al puerto, porque es muy grande y puede parecer un poco lío, pero hay un bus gratuito que te acerca hasta los barcos. Cogedlo porque sino puede ser un buen paseo andando. El ferry es un poco rollo, porque el trayecto es bastante largo (8 horas y media) y si no tienes camarote duermes más bien poco. No sabemos por qué, pero en la zona donde nosotras estábamos (Aircraft area) los asientos eran comodísimos, tipo avión en first class, y podríamos haber descansado ¡pero en toda la noche no apagaron la luz ni bajaron el volumen de la tele! Y parece que eso es lo normal en este tipo de ferries.

Tras la noche movidita llegamos a Chania, sin duda una de las ciudades más bonitas de la isla. Desayunamos en un sitio de lujo (literalmente) especializado en gofres: el Kipos cafe. ChaniaNo es el sitio más barato de Chania, pero está en un precioso parque, los gofres están de locura (debemos confesar que son nuestra perdición) y a nosotras nos fue fenomenal poder descansar un par de horas, sin presiones de los camareros, disfrutando de un desayuno rico. Con las pilas cargadas nos adentramos por las curiosas callejuelas de Chania, que hacen que pasear sea todo un placer, hasta llegar al encantador puerto veneciano. No os perdáis el camino que hay desde el puertito hasta el faro, al final tendréis una vista preciosa de la ciudad. Antes de marcharos es obligatorio hacer una parada en el restaurante Portes. Está un poco escondido pero no desesperéis en la búsqueda, ¡que merece mucho la pena! Además de ser precioso se come de maravilla. Nos lo recomendaron unos amigos y no podemos estar más agradecidas, ¡qué delicias! Probad las albóndigas y el pescado relleno de tomates secos, dos auténticos manjares.

      Portes    Pescado relleno    Albóndigas

Para movernos por la isla alquilamos un coche con la compañía local PANCAR. Son un poco “hippies”, en el sentido de que no te piden muchas garantías y son muy relajados en cuando a la devolución del coche, etc. y el precio es muy competitivo (Fiat panda-32€ por día. En pleno Agosto es una ganga) y nuestra experiencia con ellos fue estupenda, tanto por email antes de llegar a Grecia como con el chico que vino a entregarnos el coche en Chania (¡Hasta nos han escrito para felicitarnos la Navidad!).

Boda

La “gran boda griega” de nuestros queridos Steph y Kon se celebraba en Gavalohori, una zona interior a pocos kms. de Chania. Si queréis conocer la Creta más auténtica, cualquier villa de la zona os servirá para tomaros unos días de relax y empaparos bien de la tradición de esta tierra de olivos y pueblos pintorescos. Nosotras nos hospedamos por 41€/noche en Almyrida Langley Resort. Tiene una piscina genial en la que pasamos un par de estupendas tardes de esas de “no hacer nada”, que también están muy bien. A poca distancia del hotel tenéis el pueblo de Almyrida, para ir a cenar  o daros un chapuzón en la mini playa.

Dakos

Nosotras probamos el mejor dakos (el aperitivo típico de Creta: panecillos con tomate, queso y aceitunas) de la isla en el  restaurante Pizza ke pasta, con vistas al mar y unas pizzas…mmmm. Que quede claro que nos fascina probar comida local y aprovechamos nuestros viajes para disfrutar de la gastronomía del país al máximo, pero ¡las pizzas son otra de nuestras debilidades! Y con un horno de leña no podíamos resistirnos. Pero no sólo la comida es espectacular, también la atención en este restaurante fue de 10.

Tras tres días en esta zona más rural, y con bodorrio incluído (no, para nuestra decepción no se rompieron platos, ¿os lo podéis creer?), queríamos pasar 2 días en las que se consideran las mejores playas de la isla: Elafonisi y Balos. Para ello tomamos Kissamos como campo base. Estuvimos en el Hotel Kissamos (a 50€ la noche), muy cerca del centro de la ciudad y con parking para nuestro “Pandita”. El hotel es básico pero está limpio y lo mejor sin duda son sus dueños, un auténtico encanto. Nos dieron información de la zona, mapas y recomendaciones que nos vinieron a las mil maravillas. En Kissamos cenamos en restaurante al lado del mar (nos salpicaba el oleaje, no os digo más): Maria beach, al final de la playa de Mavros Molos, muy tranquilo y con comida muy rica (¿qué no está rico en Creta?).

Elafonisi 1Nuestro primer destino desde Kissamos fue Elafonisi “la playa de la arena rosa”. Tardamos como 1 hora en llegar y cuando aparcamos el coche nos asustamos de la cantidad de autobuses y coches que había, ¡fue una sorpresa horrible! Pensamos que el día paradisiaco se iba al garete, pero antes de darnos la vuelta con cara larga decidimos bajar del coche, esquivar a la marabunta de turistas y darle una oportunidad. Elafonisi 2La playa estaba abarrotada, cientos de hamacas y cientos de personas aglomeradas en el mismo espacio, pero aquí viene el secreto de nuestro día perfecto: Elafonisi es como una gran laguna de agua cristalina con algunas zonas de poquísima profundidad por las que puedes caminar hasta la isla de enfrente. Así que decidimos andar unos 15 minutos hacia la isla y vimos que cada vez había menos gente, y menos gente…hasta que encontramos una serie de pequeñas calas casi desiertas. Nos quedamos en un sitio donde, en hora punta, ¡estábamos unas 10 personas! Con sinceridad, era EL PARAÍSO. Aguas turquesas, arena rosa…estuvimos todo el día allí y sin ganas ningunas de marcharnos.

Por la noche fuimos al paseo marítimo de Kissamos y cenamos en la the cellar tavernterraza de The Cellar Tavern, al lado del mar. Pedimos varios platos para compartir,  todo buenísimo y bien de precio: calabacines fritos (¡imprescindible probarlo!), patata rellena, dakos, ensalada con aguacate y de postre, como cortesía de la casa, baklava y un buen chupito de ouzo.

Al siguiente día decidimos hacer un plan playero diferente. Nuestros amigos de la boda nos habían hablado de una excursión en barco que salía desde Kissamos hasta la playa de Balos y Gramvousa (25-27€). Aunque no somos muy fans de estas excursiones queríamos pasar el día con ellos y dejar el coche aparcado un ratito (porque Creta tiene unos caminos de piedras que…en fin, agotan un poco a cualquier conductor), así que salimos pronto (sólo salen 3 o 4 barcos cada día durante el verano, id pronto al puerto a coger las entradas o reservad online) y en una hora estábamos en Gramvousa, una isla con una fortaleza  en lo alto a la que no se puede acceder de otra manera que con estos cruceros. Si queréis subir a la fortaleza llevad zapatillas, porque el “camino” es absolutamente silvestre. Nosotras, ignorantes, íbamos en chanclas y nos costó bastante hacerlo. Si no queréis subir a ver las vistas, o no os veis capacitados, tenéis tiempo para daros un chapuzón.

Gramvousa 2      Balos desde Gramvousa

BalosEl barco nos llevó después a Balos, donde tuvimos más o menos dos horas. Es una gran laguna, parecida a Elafonisi, donde un lado es rocoso y el otro parece una piscina. Mucho cuidado con las rocas que están muuuuy afiladas (de hecho tuvimos un pequeño accidente en el pie de Itzi que nos impidió ir a la Garganta de Samaria al día siguiente 🙁 ) Para ver Gramvousa es una excursión recomendable (podéis llevar comida, pero en el barco también hay un bar con bastante oferta y a precio razonable), pero si como a nosotras no os van mucho las excursiones organizadas mejor id por libre a Balos, ya que todo el encanto se pierde cuando eres una ovejita siguiendo al rebaño. Si vais en coche a la playa hay que dejarlo bastante arriba y hacer el camino de bajada a la laguna andando (zapatillas, no os olvidéis). Para un día de relax mucho mejor Elafonisi, pero Balos sin gente debe ser espectacular.

Knossos

El último día lo reservamos para Heraklion. Dejamos el coche en Chania y cogimos un autobús hasta allí. Estuvimos en un airbnb por 34€ (nuestro anfitrión, Fredy, fue muy simpático, y la habitación era cómoda y enorme, muy bien situada cerca del puerto). Si queréis sentiros como en casa lejos de casa, os regalamos 25 EUR para vuestra primera reserva en Airbnb pinchando aquí 🙂

Lo primero que hicimos en la capital fue ir a ver el palacio minoico de Knossos (sino creemos que a Sandra le habrían quitado el carnet de historiadora del arte, jeje). Ya nos habían dicho que era un poco decepcionante, pero aún así queríamos verlo, así que cogimos el autobús urbano en la plaza Eleftherias, cerca del museo arqueológico. No tiene pérdida ya que pone Knossos en el frontal, y una vez en el bus es la última parada, se tarda unos 20 minutos en llegar. Pese a ser Agosto no había mucha gente dentro, pero sí había un montón de gente en la entrada ofreciendo sus servicios de guía, aunque nosotras obviamente fuimos a nuestro rollo. Hay poco original y mucho reconstruido…de aquella manera… Pero si os interesa el arte y la historia es una visita que no os podéis perder (¡sino obviadla!).

Heraklion

La verdad es que Heraklion no tiene mucho encanto, pero es de donde salen los ferries hacia la mayoría de islas (en nuestro caso teníamos que coger el de Hellenic Seaways a Santorini), así que fue una excusa perfecta para conocerlo. Lo que más nos gustó fue la fortaleza que tiene al lado del puerto. Es un paseo bastante largo y en el que si pillas la marea alta se convierte en un espectáculo de olas de lo más entretenido.

Sólo conocemos una parte muy pequeña de Creta, pero es una isla preciosa y con una gastronomía de lujo. Nos quedamos con ganas de recorrer la garganta de Samaria, ¡pero volveremos!


Resumen

CUÁNDO: Agosto 2015

DÍAS: 7

ALOJAMIENTO:

¿DÓNDE COMER?:

TRANSPORTE: ferry Anek Linescoche PANCAR; Autobús local; ferry Hellenic Seawaysvuelos baratos a Creta

ACTIVIDADES/VISITAS: crucero a Gramvousa y Balos [tickets en el puerto de Kissamos (27€) o en la web (25€)]

DIVISA: € – Euro (EUR)Conversor de divisa

GALERÍA               MAPA

  Galería - Grecia 2015                 MAPA - Creta


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

Creta, una isla para perderse
Facebooktwitter
Etiquetado en:             

7 pensamientos en “Creta, una isla para perderse

  • 4 febrero, 2016 a las 15:18
    Permalink

    Muy buen post chicas!! A mi Creta me encantó! Elafonissi es increíble y Knossos… si, está muy reconstruido, pero para mi mereció totalmente la pena! Mantendremos el carnet de historiadoras del arte! 🙂

    Responder
    • 4 febrero, 2016 a las 15:33
      Permalink

      ¡Muchas gracias Carla! Nos alegramos mucho de que te guste el post. Y gracias por supuesto por ayudarnos con tus consejos a planear algunas de nuestras escapadas 🙂

      Itzi & Sandra

      Responder
  • 16 octubre, 2016 a las 00:39
    Permalink

    Very interesting subject , thankyou for posting . «We need not think alike to love alike.» by Francis David.

    Responder
    • 16 octubre, 2016 a las 16:47
      Permalink

      Thanks for your comment 🙂

      Responder
  • 27 abril, 2017 a las 22:45
    Permalink

    Hola!!! He llegado a vuestro blog por casualidad, mientras buscaba lugares para visitar en nuestro próximo viaje a Creta (mi chico y yo nos vamos 8 días a primeros de julio) y me habéis ayudado un montón! He apuntado varios restaurantes de los que recomendáis, las fotos tienen súper buena pinta jeje Y también he leído el otro post de Santorini, que lugar más precioso!!!

    Nosotros viajaremos desde Barcelona a Heraklion ida-vuelta. Nuestra intención es coger un ferry desde allí hacia Santorini y pasar una noche, el resto de días lo disfrutaremos por la zona oeste de Creta. Pero con el tema del alquiler de coches no sabemos como organizar el viaje buff… Como de Heraklion a la zona de Chania hay un buen trozo (y según me han dicho las carreteras de allí son más bien malas) no sabemos si sería mejor ir hacia Santorini el mismo día que lleguemos en avión (aterrizamos sobre las 5 de la mañana) y luego ya alquilar coche y recorrer Creta. Vosotras que sabéis que tal se mueve uno por allí: ¿Qué nos aconsejáis? Y por otro lado, ¿Sabéis como podríamos llegar desde el aeropuerto hacia el puerto para el ferry?
    Gracias y enhorabuena por vuestro blog! Abrazos desde Barcelona 🙂

    Responder
    • 28 abril, 2017 a las 08:59
      Permalink

      ¡Hola Sonia! Pues muchas gracias por leernos y sobre todo por escribirnos, estamos encantadas de que lo que nosotras contamos sea útil para otros viajeros 🙂
      Respondiendo a tus preguntas:
      – Para llegar desde el aeropuerto de Heraklion al centro hay autobuses públicos que salen cada poco tiempo (en verano más asiduamente). Puedes mirar la web de KTEL para ver exactamente horarios dependiendo de cuándo lleguéis al aeropuerto y de si queréis ir al puerto directamente o a otras zonas http://astiko-irakleiou.gr/en/
      – Tema coche y ruta: de Heraklion a Chania hay un ratito, sí, y las carreteras de creta no son precisamente autovías, pero no tan malas como lo pintan. Lo que realmente puede dictar vuestra ruta son los ferries. Cuando viajamos a Grecia pensamos ir a muchas islas, para el día, o una noche y volver…pero luego nos dimos cuenta de que la cosa no funciona así. Los ferries son los que son y no hay a las horas que tú quieras. Por tanto, nuestro consejo es que lo primero miréis el ferry a Santorini y veáis si os da tiempo a ir el día que llegáis, o si es mejor hacerlo al final, ya llegando al puerto con tiempo suficiente, dependiendo de los horarios del ferry. Pero si os cuadra para el día de llegada es una muy buena opción. Lo de alquilar coche en Creta es básico, la verdad, os dará mucha más libertad y disfrutaréis de unos paisajes preciosos, sobre todo en cuanto salgáis de Heraklion, que es bastante normalillo…
      Esperamos haberos ayudado un poquito, no dudéis en preguntarnos cualquier cosa más si necesitáis ¡y contadnos qué tal os ha ido! Por favor, comeos un dakos pensando en nosotras…mmmmmm ¡qué bueno!
      Un abrazo desde Canadá

      Responder
  • 20 junio, 2017 a las 02:35
    Permalink

    I just want to say I am just newbie to blogging and site-building and actually loved your website. Most likely I’m going to bookmark your site . You really have outstanding article content. With thanks for sharing with us your blog.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *