Consejos para fotografiar las auroras boreales sin ser profesional

Como ya sabéis, en 2018 estuvimos viviendo una experiencia bastante extrema durante 2 meses en Blachford, un ecolodge en los Territorios del Noroeste de Canadá. Allí tuvimos el privilegio de poder observar cada noche las mágicas auroras boreales.

Hacer fotos a las auroras boreales no es tarea sencilla, pero no es imposible. Queremos ponéroslo lo más fácil posible a todos aquellos que, como nosotras, no sois fotógrafos profesionales pero queréis llevaros un recuerdo de las luces del Norte. Así que, muy humildemente y basado únicamente en nuestra experiencia personal en Yellowknife, os dejamos unos consejos básicos, fáciles y rápidos para hacer fotos decentes de las auroras boreales sin ser fotógrafo profesional 😉


Lo primero es elegir bien la fecha en la que se van a ver auroras. No hay una ciencia exacta, pero los mejores meses son de febrero a abril, ya que llueve menos y hay menos nubes, y las mejores noches las de luna nueva, es decir que cuanta menos luz ambiental mejor.


Tener un trípode. Es fundamental que al tomar las fotografías la cámara esté absolutamente inmovil, ya que sino las fotos os saldrán borrosas. Si vais a utilizar un móvil (¡sí, también se puede!) también debéis tener un trípode de móvil. En su defecto, debéis encontrar una superficie muuuuy estable donde poder apoyar la cámara o el móvil. Pero a mano alzada es imposible que las fotos os salgan nítidas. Además os recomendamos utilizar un disparador (mando) o activar el temporizador de disparo automático de la cámara. De este modo evitaréis tocar la cámara para disparar y habrá aún menos movimiento.

Aquí nos veis, trípode en mano (moved el cursor o el teléfono para ver la foto en 360 grados).


Parámetros de la cámara: apertura, ISO y velocidad.

Con las cámaras automáticas podéis probar a sacar alguna foto si tenéis modo nocturno en los ajustes, pero en general no van a salir bien las fotos, lo sentimos 🙁

Para sacar fotos necesitaréis tener una cámara que tenga modo manual. No hace falta que sea una super cámara profesional. Nosotras tenemos una mirrorless (la  Sony Alpha 5000) y nos va de lujo.

Una vez que la cámara está en modo manual, esto es lo que a nosotras nos funcionó en Yellowknife, pero cada cámara es un mundo, así que os tocará hacer ensayo y error hasta que encontréis el punto perfecto.

  • Apertura (F): la mayoría de cámaras manuales llegan fácilmente a 3 o 3,5. Con eso debería ser suficiente. Si no tenéis tanto margen ponedlo lo más bajo que podáis.
  • ISO: entre 1200-1800 más o menos.
  • Velocidad: para las auroras hay que hacer fotos de larga exposición, entre 10 y 30 segundos.

Estos parámetros son orientativos y muy básicos, pero dependiendo de la cámara y la luz ambiental hay que ir probando. Los profesionales cambian todos los parámetros, pero como truco fácil para aficionados se puede dejar la apertura siempre igual y jugar con los segundos (a más luz ambiental hay que poner menos segundos y viceversa) y con el ISO.

  

  

Por cierto, NUNCA SE UTILIZA FLASH, jamás de los jamases.


El enfoque: es una de las cosas más difíciles de conseguir, ya que de día es fácil enfocar a un objeto, pero de noche hay que enfocar a oscuras al infinito. En algunas cámaras el objetivo marca los metros de enfoque hasta la zona de infinito (dentro de infinito hay que jugar también hasta encontrar el punto más nítido), pero en otras no. En ese caso os recomendamos llevar el enfoque hasta el final, hasta lo más lejano, y de ahí ir retrocediendo hasta tener nitidez. Un buen truco es enfocar la cámara de día en un punto muy muy lejano, en el horizonte, y hacerle una marca al objetivo (nosotras a los clientes se lo hacíamos con un rotulador indeleble blanco) y así por la noche tendréis ya un buen punto de partida para ajustar el enfoque y que las auroras no salgan borrosas.


Para los móviles: cada vez los teléfonos móviles tienen más ajustes en la cámara que se pueden modificar y podéis probar a ajustar apertura, ISO y velocidad, si teneis iphone hay una app muy útil y fácil de utilizar que simula estos ajustes y que os permitirá hacer fotos bastante decentes. Se llama Northern Lights Photo Taker y cuesta alrededor de 1 euro.


Para haceros fotos VOSOTR@S con las auroras, sólo necesitáis una linterna y mucha paciencia para hacer intentos jaja. El truco más fácil consiste en que os pongais delante de la cámara y cuando vaya a disparar encendéis la linterna apuntándoos a vosotros (o incluso mejor si alguien detrás de la cámara os ilumina). Suele bastar con 1-2 segundos máximo de linternazo en la cara, sino saldréis quemados. Pero recordad que la cámara estará tomando la foto entre 10 y 30 segundos, así que aunque apaguéis la linterna debéis quedaros muuuuuuuy muy quietecitos.


Consejos para utilizar las cámaras o móviles en temperaturas extremas. En Yellowknife y en la mayoría de sitios donde se pueden ver auroras hace mucho frío (nosotras llegamos hasta los -40 grados) y los aparatos se “congelan” y las baterías se descargan antes, así que llevad extras si tenéis. Cuando no utilicéis los aparatos pero estéis en el exterior intentad llevarlos cerca del cuerpo para que tengan más calor. Por otra parte, cuando estéis haciendo fotos en el exterior y entréis al interior, el contraste de temperatura es tan brusco que el objetivo se empañará mucho. ¡NO LO LIMPIEIS! Esa humedad del objetivo se puede meter dentro de la cámara y estropearla para siempre. Lo mejor es dejar la cámara reposar en el interior durante 30-40 minutos sin tocarla y ella sola se desempañará. Hay gente que las mete en bolsas ziplock antes de entrar al calor para contrarrestar el impacto del frío y luego deja que se atemperen en la bolsa, pero según nuestra experiencia la diferencia entre con o sin bolsa no es mucha, así que dejamos de hacerlo.

Por cierto, si la cámara está empañada pero queréis volver a salir al exterior a hacer más fotos podéis salir y la cámara se “congelará” de nuevo, el objetivo se desempañará y estará listo para usarse en unos segundos. Es en el interior, donde hace calor, donde no podéis utilizarla hasta que se desempañe, ¿ok?


Videos y Timelapses: los “videos” que podéis ver de auroras boreales en movimiento son en realidad timelapses (muchas fotos seguidas que al unirse forman un video). En Yellowknife nosotras tomamos muchas fotografías individuales pero también hicimos muchos timelapses y para ello compramos e instalamos la app de timelapse en la cámara (9.99 USD), con la que tomamos muchas fotos seguidas con un pequeño intervalo entre ellas y después lo editamos con Final Cut. Pero si vuestra cámara no tiene opción de timelapse también se pueden hacer las fotos con el disparador remoto manualmente y después montarlas en el ordenador con un programa de edición (tipo Final Cut o incluso imovie o Windows movie maker, todo vale). He aquí una muestra de los timelapses que hicimos durante nuestra estancia en Blachford, utilizando todos estos consejos para la cámara.


Y esto es todo, esperamos que estos consejos básicos os ayuden mucho. Pero si tenéis alguna duda dejadnos un comentario y así podremos resolverla para tod@s.


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices :)

Consejos para fotografiar las auroras boreales sin ser profesional
Facebooktwitter
Etiquetado en:     

2 pensamientos en “Consejos para fotografiar las auroras boreales sin ser profesional

  • 9 marzo, 2019 a las 20:03
    Permalink

    Fantástico vídeo ..gracias por dejarnos contemplar un poquito de tanta belleza..gracias por compartir con todos vuestros seguidores vuestras experiencias !❤️

    Responder
    • 9 marzo, 2019 a las 21:00
      Permalink

      !Gracias a ti por seguirnos y por tu comentario! Nos hace muy felices saber que la gente ve nuestros videos y nuestras publicaciones y que les provocan algo positivo 🙂 Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *