Cocina tailandesa en Chiang Mai

Viajar no sólo implica ver monumentos, recorrer ciudades, ir a la playa o hacer excursiones. Viajar implica conocer otras culturas y un elemento fundamental para ser partícipe de esas nuevas culturas es, sin lugar a dudas, aproximarse a su gastronomía. A nosotras nos encanta probar la cocina local en todos nuestros viajes y durante la vuelta al mundo estamos teniendo la oportunidad de probar numerosas delicias e incluso…¡estamos aprendiendo a cocinarlas! Hoy toca cocina tailandesa 🙂

Cocina tailandesa en Chiang Mai

Thai Akha Kitchen

En la ciudad de Chiang Mai, en Tailandia, es muy típico hacer clases de casi todo: cocina, masajes, domador de elefantes…en fin, de todo. Nosotras hemos pasado un día fantástico en Thai Akha Kitchen School, donde además de aprender a elaborar platos de la cocina tailandesa hemos podido conocer un poco más la cultura y la gastronomía akha cocinando 3 deliciosos platos extra que otras escuelas de cocina de la zona no ofrecen (en total te enseñan a preparar 11 platos por persona). Así que la experiencia ha sido espectacular, muy completa y única.

[Los akha provienen de una antigua tribu que emigró desde China al Sudeste asiático a principios del Siglo XX. Actualmente muchos descendientes de estas tribus siguen viviendo en pueblos bastante aislados de la montaña (algunos muy explotados turísticamente), pero otros muchos viven en grandes ciudades y su vida es igual que la de cualquier tailandés.]

Las clases incluyen recogida en tu alojamiento (y vuelta tras la clase) y duran unas 5 o 6 horas por la mañana o por la tarde (teniendo en cuenta el tiempo de comer, porque TODO lo que preparas te lo comes…si puedes. Tranquilos que lo que os sobre os lo ponen en bolsitas para cenar y os arreglan el día). El precio entre ambas varía entre 800 y 1000 bahts aproximadamente (unos 20-25 euros), pero os recomendamos encarecidamente hacer el curso por la mañana para poder ir al mercado a hacer la compra.

En el mercadoLa visita al mercado es tan interesante como la clase de cocina tailandesa en sí. Nuestra profesora, Cherry (de nombre impronunciable en tailandés), nos llevó a un mercado en el sur de la ciudad donde no había más turistas que nosotras, pero en el que todos los vendedores saludaban alegremente a nuestra nueva amiga, para ellos ya vieja conocida. Cherry nos ayudó a ponerle nombre, olor y sabor a alimentos que habían despertado nuestra curiosidad pero que, por vergüenza o por la evidente barrera lingüística, no nos habíamos aventurado a probar. Nada tiene que ver ir a un mercado tailandés por tu cuenta a hacerlo con alguien local. Todas las dudas que nos asaltaban ella nos las resolvía con la mayor de las sonrisas, aderezándolas con anécdotas de su infancia o con historias curiosas.

CocinaTras comprar algunos ingredientes, que después utilizaríamos, nos fuimos a la sede de Thai Akha Kitchen, un espacio amplio pero acogedor, con unas cocinas la mar de bien preparadas y donde nos esperaban ya nuestros delantales y nuestros instrumentos e ingredientes. ¡Ya estábamos listas para encender los fogones! Esta es la lista de platos que podéis preparar (las sopas akha van variando dependiendo de la estación, el resto de platos suele ser siempre igual), y si vais en grupo cada persona puede elegir platos diferentes de casi todas las secciones para así probar cosas distintas.

Lista de platosLIsta de platos

Nosotras cocinamos:

Aperitivos: ensalada de papaya verde (la sabrosísima papaya salad o Som Tum), rollos de primavera (spring rolls, aunque nada tienen que ver con los que conocemos de los restaurantes chinos, ya os avisamos) y una sopa de calabaza cocida con leche de coco (es dulce, pero ellos lo comen tambien como entrante, a nosotras se nos hizo raro).

Papaya salad y rollitos

Sopas: sopa ácida picante de gambas (hot and sour prawn soup), que sabe mucho mejor de lo que suena.

Stir Fry: Pad Thai, todo un clásico que nunca falla

Pasta de curry: hicimos tanto curry verde como rojo, ambos desde cero, para poder después preparar el famoso curry…mmmmIngredientes pasta curri verde

Curry: uno verde y uno rojo, los dos con pollo. El curry con arroz es una perdición…

Platos akha: Sapi Thong (una salsa para mojar verduras crudas, a modo de snack), ensalada Akha (con ingredientes bastante mediterráneos como el pepino y el tomate, pero con un toque ácido y picante muy particular) y sopa akha de temporada (esta vez probamos una con una verdura parecida al pepino que sólo hemos visto por estas tierras)

Además aprendimos a preparar de manera sencilla el famoso Sticky Rice, o arroz glutinoso para preparar como colofón final el postre tailandés por excelencia: mango con sticky rice.

Mango sticky rice

Cherry nos fue guiando pacientemente por todos los pasos, dejándonos a la vez cierto espacio de libertad para aprender a través de la propia experiencia y que podamos así replicar lo aprendido cuando saliéramos de aquella cocina.

La cocina tailandesa parece muy complicada por su intensidad de sabores, pero en realidad una vez que se consiguen los ingredientes (esto quizá fuera de Tailandia ya es más complicado) casi todos los platos se preparan en menos de 30 minutos. ¿Que no os lo creéis? Pues aquí os dejamos como prueba la sencillísima receta express de uno de los platos estrella de Tailandia, el delicioso Pad Thai:

RECETA DE PAD THAI

INGREDIENTES DEL PAD THAI (para 1 plato):

  • 2-3 dientes de ajo, aplastados primero y luego cortados en trocitos pequeños
  • 2-3 cucharadas de aceite (de oliva o el que os guste más. En Tailandia utilizan de palma)
  • 2 cucharaditas de zumo de tamarindo (que no cunda el pánico, también pueden ser de zumo de lima)
  • Media o 1 cucharada de azúcar de palma (el sabor de esta pasta de azúcar es muy especial, pero si no encontráis de palma podéis poner azúcar normal o miel, pero id poniendo poquito a poquito, depende de vuestro paladar os hará falta más o menos cantidad)
  • aproximadamente 2 cucharadas de salsa de soja
  • un chorrito de agua (como un cuarto de taza)
  • un trocito de tofu amarillo, como 2 dedos (o el que tengáis a mano. El tofu en el pad thai prácticamente no tiene sabor, pero le da textura. Si no os gusta nada no lo pongáis)
  • 2-3 ramitas de cebollino en trozos largos
  • 100g de brotes de soja (mejor naturales, pero si no tenéis se pueden poner en conserva, pero que no estén aliñados para ensalada).
  • 1 huevo
  • 200g de noodles (fideos largos) de arroz (podéis usar de huevo si preferís, pero los clásicos son los de arroz de un grosor medio. Tienen que ser noodles asiáticos, no vale pasta italiana porque la cocción es diferente)
  • 50g – media pechuga de pollo en tiras (o un puñado de gambas…o nada)
  • Cacahuetes tostados picados (sin sal mejor), más cebollino y lima para acompañar. También podéis poner algún germinado como brotes de judía.

¿COMO PREPARAR PAD THAI?

Lo mejor es hacerlo en una sartén tipo wok (si no tenéis podéis hacerlo en una sartén normal pero honda).

  1. Se pone el aceite en el wok y se sube el fuego o la potencia al máximo para que se caliente rápido. Se añade el ajo inmediatamente para que se tueste un poquito mientras removéis con una espátula, unos 10-20 segundos.
  2. Añadir después el tofu en daditos y el pollo y cocinar un minuto.
  3. Añadir el huevo (sin batir previamente), remover, cocinar otro minuto y apartar toda la mezcla a un lateral del wok.
  4. Bajar el fuego un poco y en el centro del wok añadir el zumo de tamarindo o de lima (es para que los fideos no se peguen entre sí) y el puñado de noodles de arroz (sin remojar ni cocer previamente). Inmediatamente después echar un chorrito de agua para que se cocinen los noodles mientras se remueve suavemente para que no se peguen.
  5. Cuando los noodles estén blandos (cuando haya desaparecido el agua) añadir los brotes de soja y el cebollino y cocinar unos segundos para que se mezclen bien los ingredientes.
  6. Apagar el fuego y practicar la técnica de Cherry: “follow your heart” (sigue a tu corazón). Este es el momento mágico en el que se va añadiendo salsa de soja y azúcar de palma, probando después de cada añadido, hasta que quede a nuestro gusto. Aquí es donde aparece la magia y vuestro plato cobrará vida y ese sabor tan especial de la cocina tailandesa.

Una vez que el pad thai haya superado vuestras expectativas (lo hará, seguro) está listo para servir, espolvoreando un poquito de cacahuete picado, un poco de cebollino y si os apetece un chorrito de lima.

No hay palabra mejor para describir este plato que DELICIOSO. Y se hace en unos 15 minutos, no más.

Pad Thai, un clásico de la cocina tailandesa

Después de que se os haya hecho la boca agua con tanta exquisitez, seguro que cuando visitéis Chiang Mai os guardáis medio día para hacer este curso en Thai Akha Kitchen ¿a que sí? A nosotras nos encantó. Os dejamos un video de la experiencia, por si aún os queda alguna duda por resolver como: ¿qué son esos huevos rosas que están en todos los mercados?

Huevos rosas

La respuesta y mucho más aquí:

¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices ?

Cocina tailandesa en Chiang Mai
Facebooktwitter
Etiquetado en:     

6 pensamientos en “Cocina tailandesa en Chiang Mai

  • 16 septiembre, 2016 a las 18:48
    Permalink

    no sera una broma tailandesa lo del pis de caballo?

    Responder
  • 16 septiembre, 2016 a las 20:30
    Permalink

    Que chulo!! Ya veo que estais bien alimentadas! Pero lo del pis de caballo ma mataaaaaaoooo.

    Responder
    • 18 septiembre, 2016 a las 01:10
      Permalink

      Sí, sí, no podemos quejarnos, estamos comiendo divinamente. Los huevos del pis de caballo de momento no hemos repetido jeje

      Responder
  • 16 septiembre, 2016 a las 21:56
    Permalink

    Así no vais a adelgazar ehhh jeje

    Responder
    • 18 septiembre, 2016 a las 01:09
      Permalink

      Jeje bueno, lo que comemos se compensa con lo que sudamos, creo 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *