Cameron Highlands

Cameron Highlands

Después de pasar unos días en Penang nos adentramos en la naturaleza de Cameron Highlands, conocida por tener las mayores plantaciones de té de la zona. Para llegar allí cogimos un autobús hasta Tanah Rata, que es la localidad más cercana a las plantaciones. El bus tarda como 5 horas y nos costó MR32 (unos 6€) por persona. 

Alojamiento: nos alojamos en Gerard´s place. Más que un hostal es un piso en una urbanización de Tanah Rata que alquila habitaciones, pero la verdad es que estuvo genial, super limpio, muy agradable y por 21€ la noche en habitación privada. Además el chico era muy majo y muy hablador, sobre todo si el tema era el fútbol, jaja, ¡conocía hasta el Athletic de Bilbao! ¡Aupa!

 

¿Qué hacer en Cameron Highlands?

Senderismo 

Si os gusta hacer trekkings este es uno de los lugares de Malasia donde más lo vais a disfrutar. Desde el mismo pueblo salen varias rutas para adentrarse en «la jungla». Hay unas 14 rutas, de diferentes niveles, aquí tenéis un mapa con todas las rutas disponibles. Nosotras no nos complicamos mucho, hicimos una sencilla, la número 4, combinándola con la 6 y volviendo por la 5, en total unas 4 horas de recorrido. Fue un paseo agradable y sencillo, pero tampoco fue de WOW, seguramente los que suben más hacia la montaña sean mejores, pero vamos, que para darse paseos bonitos por la naturaleza hay muchas opciones en Cameron Highlands.

 

Visitar las plantaciones de té y las granjas de la zona

Sin duda el plato fuerte de Cameron Highlands son las plantaciones de té. Hay muchísimas, por todos sitios, pero evidentemente algunos puntos son más famosos que otros. Para visitar las plantaciones nosotras alquilamos una moto y lo recorrimos todo a nuestro aire, haciendo algunas paradas en sitios famosos como las fábricas BOH o Bharat. Si no os animáis a conducir también se pueden hacer tours guiados donde os llevarán a los miradores más famosos y a alguna fábrica. O podéis utilizar los autobuses locales o el servicio de taxis de Tanah Rata y visitar puntos concretos. Pero sin duda si podéis conducir es mucho mejor, porque podréis hacer todas las paradas que queráis, y es que aparte de las plantaciones de té, la zona está llena de todo tipo de granjas y plantaciones, de fresas, de orquídeas, de abejas….es una pasada. 

Nosotras, como os decíamos, optamos por visitar la fábrica BOH Estate, donde hay mini tours gratuitos cada 15 minutos y te explican super bien todo el proceso del té. Truquillo: si quereis tener una vistas super bonitas, justo detrás de los baños de mujeres hay una cuesta hacia arriba que os lleva a un mirador buenísimo. En Malasia parece que visitar los baños de mujeres da siempre buen resultado, porque en las Petronas nos pasó algo parecido, jaja.

Y obviamente, ya que estábamos en Cameron Highlands, no podíamos irnos sin tomar un té, ¿no? Así que fuimos a uno de los lugares de parada obligatoria si estas por la zona, porque las vistas son increíbles: Cameron Valley Tea House (pertenece a la plantación de Bharat). Es un lugar muy turístico, no os vamos a engañar, pero tened en cuenta que esta zona tampoco está muy masificada, y a no ser que coincidáis con un autobús que llega justo en ese momento, no es nada difícil poder disfrutar de un riquísimo té en una mesa con vistas de infarto. Vamos, que nos habríamos quedado horas allí contemplando esas montañas cubiertas de rechonchitos arbustos de té.

Si después del recorrido tenéis hambre y queréis probar lo que es una buena «barbacoa malaya», en Tanah Rata id a Ferm Nyonya, un restaurante familiar con una comida nyonya super auténtica. Tan auténtica que cuando empiecen a sacar la comida no sabréis ni por donde empezar…así que pedid que os expliquen y muy amablemente lo harán, porque aunque hayáis probado hot pot asiáticos antes, este nos resultó verdaderamente abrumador, por cantidad y por complejidad, jaja.

Cameron Highlands nos encantó, de verdad, fue como un reducto de paz, sobre todo porque te quedas sin palabras cuando ves esas montañas cubiertas de «nubecitas» verdes. Pero todo llega a su fin, y teníamos que partir hacia nuestro siguiente destino, uno de los más esperados del viaje: Kuala Lumpur

 


¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

Cameron Highlands
Facebooktwitter
Etiquetado en:     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *