Qué ver en Ottawa, la capital de Canadá

Al pensar en Canadá mucha gente inmediatamente asocia que Toronto es su capital, pero NO, la capital es su vecina Ottawa, un lugar que suele quedar en segundo (o tercer) plano, por el que muchos viajeros pasan de refilón o incluso de largo. Nuestras expectativas, debido a esto, eran pocas cuando decidimos incluir esta ciudad en nuestra ruta por la costa Este de Canadá, pero lo que nos encontramos al llegar nos sorprendió de lo más gratamente.

Ottawa: la capital de Canadá

Ottawa

Nosotras invertimos más o menos un día y medio en Ottawa, pero depende del tiempo que tengáis podéis añadir o quitar visitas:

¿Qué ver en Ottawa?

La colina del Parlamento:

Parlamento

La colina del parlamento es sin ninguna duda la zona más espectacular de la ciudad. La primera impresión al ver los edificios es que recuerdan muchísimo a las casas de parlamento de Londres, lo que bien pensado no es de extrañar dada la historia de Canadá. El parlamento tiene tours diarios gratuitos en inglés y en francés pero se agotan muy temprano las entradas, sobre las 11 ya está todo agotado, ya que las entradas no se pueden reservar con antelación sino que se entregan por orden de llegada a los visitantes.Si queréis visitar este edificio os recomendamos ir sobre las 9:00, o incluso antes si es en temporada alta, a hacer cola en el edificio situado justo enfrente (90 Wellington st). Cola para los ticketsLas horas y los edificios visitables cambian en invierno y en verano así que mejor visitar la web del Parlamento para asegurarse.En verano hay cambio de guardia a las 10.00, al estilo de Buckingham Palace, y espectáculo de luces por la noche.

Nosotras llegamos un poco más tarde de las 9 porque esa mañana estaba lloviendo a mares y decidimos esperar a que escampase. La fila era enorme ya a esa hora y al final nos quedamos como a 20 personas de conseguir una entrada 🙁 así que no os podemos decir si la espera y la visita merece la pena, pero seguro que sí. De todas formas aunque os quedéis a las puertas merece la pena pasear por sus jardines y dar la vuelta al edificio central para ver la biblioteca por detrás, que es espectacular.

Parlamento por detrásBiblioteca

Cerca del Parlamento, en la misma calle Wellington, se encuentran otros edificios interesantes como la Corte Suprema o la Biblioteca nacional.

El Canal Rideau:

Canal rideau

El canal Rideau, de 202km de longitud, además de dividir la ciudad de Ottawa pasa por varias ciudades de Ontario y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007. El paseo por el canal es muy bonito, ya que lo cruzan varios puentes y hay muchos parques alrededor. El agua en cambio no está nada limpia y el fondo está lleno de plantas enormes, parece el lugar idóneo para deshacerse de un cuerpo (hemos visto demasiadas series…), aunque hay gente que hace kayak por el (sólo de pensar en caernos ahí ya se nos quitan las ganas, pero cada uno…). Una de las partes más bonitas de este canal está justo al lado del parlamento, donde están las esclusas que separan el hotel Fairmont de los edificios parlamentarios. Se puede bajar a verlas de cerca e incluso cruzar por ellas de un lado al otro del canal.

Esclusas Esclusas

El Mercado Byward:Mercado

Más que un mercado en sí, podríamos decir que es una pequeña zona comercial de varias calles donde hay tiendas de todo tipo, tanto de alimentos como de souvenirs, artesanía, productos típicos, etc. y algunos locales de comida. Es una zona muy animada, y un buen sitio para probar algunos productos hechos de maple syrup (sirope de arce) o comer una famosa Beaver tail…mmmmm.

Beaver tail

Las calles Elgin y Sparks: ambas calles son de las más interesantes de la ciudad, llenas de negocios, parques, edificios históricos, esculturas, monumentos, etc. como:

  • El monumento a los caídos en las distintas guerras en las que ha participado Canadá, protegido permanentemente por dos guardias de seguridad
  • La escultura al músico Oscar Peterson
  • El monumento a los veteranos de guerra aborígenes
  • Varios totem poles
  • Los edificios de la Corte de Ottawa y del ayuntamiento.
  • El monumento a los derechos humanos.

Y un largo etcétera, porque en Ottawa no será por esculturas y monumentos… 🙂

El monumento a los derechos humanos Oscar PetersonSparks Sparks

El puente Alexandra y la zona de Gatineau:

Puente Alexandra

El puente Alexandra es uno de los más famosos de Ottawa, ya que se encuentra justo al lado de la colina parlamentaria y separa la ciudad de Ottawa (Ontario) de la ciudad de Gatineau (al otro lado del río Ottawa y que pertenece a la provincia de Quebec). El puente en sí es muy bonito, muy fotogénico, con estructura de hierro y una pasarela de madera para pasear o cruzar en bici. Merece la pena cruzarlo para pasar a Gatineau (que aunque parezca mentira es ya parte de la provincia de Quebec) y poder disfrutar de unas impresionantes vistas de la colina parlamentaria de Ottawa.

Nosotras además tuvimos la suerte de que en el parque Jacques Cartier de Gatineau (sí, otro parque al Sr. Cartier…) había una exposición especial por el 150 aniversario de Canadá en la que habían decorado todo con enormes esculturas de hierba y flores. Precioso.

Exposición especial 150 Exposición especial

Si tenéis más tiempo, podéis invertir un buen rato en alguno de los dos museos que están en esta zona: la National Gallery de Canadá, que está junto al puente Alexandra en la ciudad de Ottawa, y que merece la pena aunque sea ver por fuera ya que el edificio es muy espectacular, y donde podréis ver una araña gigante que a los que hayáis visitado el Guggenheim de Bilbao os sonará familiar; National galleryy el Museo de Historia de Canadá, que está ya en la zona de Gatineau y que, además de tener un edificio también muy curioso y curvilíneo, parece ser que por dentro tiene unas exposiciones bastante interesantes y es muy interactivo. Nosotras estuvimos viendo el atardecer desde una de las terrazas del museo y es precioso ver cómo se ilumina todo desde allí.

Vistas desde Gatineau

Como hemos comentado, cuando pensamos en visitar Ottawa no esperábamos gran cosa, pero la verdad es una ciudad preciosa, limpísima y que mezcla perfectamente la influencia francesa e inglesa, mucho mejor que cualquier otra ciudad de Canadá. De hecho, es el único lugar del país en el que absolutamente todo está escrito en ambos idiomas. Un amigo que es originario de allí nos dijo que es una ciudad tan políticamente correcta que es un poco irreal, ya que la verdad es que en Canadá hay una importante distancia cultural entre las provincias de influencia francesa e inglesa y entre los distintos grupos que conforman la sociedad (nativos, descendientes de colonizadores, nuevos inmigrantes, etc.), pero siendo conscientes de que la perfección no existe y de que nunca puede llover a gusto de todos, a nosotras nos parece que en Ottawa se hace un esfuerzo importante al intentar al menos que en este pequeño lugar haya una equitativa representación de la multiculturalidad de este enorme país.

Qué ver en Ottawa, la capital de Canadá
Facebooktwitter
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies (¡qué ricas!) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies