2 días en Toronto - Oh My World!

2 días en Toronto

Nuestro siguiente destino en la costa Este fue la ciudad más famosa de Canadá, la tantas veces confundida como “capital del país” (pero NO lo es) y sin duda una de las urbes más multiculturales del continente americano: Toronto.

2 días en Toronto Toronto

Nosotras estuvimos realmente 3 días en Toronto, pero el primero coincidió con el día de Thanksgiving  canadiense (Acción de Gracias), así que nos lo tomamos con calma porque muchos sitios estaban cerrados y el segundo día invertimos buena parte de la mañana renovando el pasaporte de Itzi, así que entre pitos y flautas la conclusión es que con dos días es suficiente para recorrer lo más importante, así que os dejamos una propuesta de ruta en 2 días 🙂

 

DÍA 1:

–       Kensington Market y Chinatown:

Toronto es, como hemos dicho, la ciudad que en nuestra opinión se lleva la palma en cuanto a multiculturalidad en el país (junto a Montreal) pero, al igual que Vancouver, tiene una enorme comunidad china, así que es interesante acercarse a la zona de Chinatown para ver cómo es realmente la vida de este colectivo en Canadá.

En esta misma zona está el Kensington market, que no es en sí un mercado, sino un conjunto de calles llenas de comercios y restaurantes donde se mezclan locales de todo tipo: chinos, latinos, dispensarios de marihuana, peluquerías, tiendas de ropa estrambótica, músicos callejeros, etc. Un sitio muy curioso y por el que de verdad merece la pena acercarse, especialmente en fin de semana.

Kensington Market Kensington Market

 

–       La universidad y Queens park:

La zona de la universidad es muy bonita, ya que tiene muchos edificios históricos de estilo anglosajón, y pasear por allí es muy agradable. Además hay bastantes zonas verdes, como Queens park, así que es perfecto para hacer una paradita y desconectar un poco de la “gran ciudad”.

Universidad Universidad

 

–       Plaza del ayuntamiento:

Es el centro neurálgico de la ciudad. Aquí se encuentran los edificios tanto del antiguo ayuntamiento como del nuevo, radicalmente distintos: uno solemne, de piedra, de estilo Británico; el otro es un “monstruo” de cemento formado por dos torres curvilíneas con una especie de OVNI a sus pies. Cada uno, en su estilo, muy interesante, y hacen que esta plaza sea una zona de contrastes. Delante del ayuntamiento se puede leer en letras gigantes que se iluminan de noche el nombre de la ciudad, haciendo las delicias de todos los turistas, ya que es el punto perfecto para una foto-souvenir.

Antiguo ayuntamiento Toronto

En la plaza se encuentran también los edificios de la corte, y en los alrededores otros lugares interesantes como el edificio del Canada Life, dos esculturas a la libertad de expresión y de religión y el Osgoode Hall (de estilo victoriano).

Canada Life Osgoode Hall

 

–       Dundas square y las calles Dundas, Yongee y Queen:

Esa es la zona más comercial, de hecho aquí se encuentra el centro comercial más grande de Toronto y el centro comercial urbano más grande de Canadá: el Eaton Centre Mall. Quizá un centro comercial no os pueda parecer un lugar de visita o destacable, pero cuando veáis este seguro que os pasáis un ratito recorriéndolo, y sin duda si en vuestra visita a Toronto necesitáis hacer una parada para comer en algún sitio rapidito o hacer alguna compra, este es el lugar.

El centro de Toronto recuerda mucho a Nueva York, por sus calles largas y sus rascacielos interminables (se rumorea entre las malas lenguas de los canadienses de otras provincias que Toronto quiere ser el NY de Canadá, y hay que decir que van por buen camino). Dundas Square es lo más parecido a Times Square, con sus pantallas gigantes que anuncian las series de moda, las tiendas de moda y hasta donde se pueden ver las noticias en directo. Dundas, Yongee y Queen st. son las arterias principales, llenas de vida y donde simplemente pasear es todo un espectáculo.

Calles de Toronto Calles de Toronto Calles de Toronto Calles de Toronto

 

–       Zona financiera:

Es la zona situada entre el centro  y el waterfront, así que podéis hacerlo cualquiera de los dos días. Es donde están situados todos los rascacielos más altos de la ciudad, llenos de oficinas y otros lugares de trabajo y entretenimiento. Se puede pasar a la mayoría de sus halls, e incluso en algunos de ellos hay interesantes esculturas o exposiciones de arte y fotografía.  Pero lo más espectacular es pasear por la calle mirando constantemente hacia arriba y observando estos enormes  monstruos de cristal.

Zona financiera Zona financiera

 

DÍA 2:

–       Distilery district:

Este barrio, un poco más alejado del centro, era la zona industrial donde antiguamente se situaban las destilerías. Hoy en día ha sido restaurado y convertido en zona hispster de la ciudad. Es una buena muestra de su patrimonio industrial. Si os apetece probar alguna cerveza local sin duda este es un buen lugar, pero hay demás hay muchas tiendas vintage, para aquellos locos de lo “viejoven”.

Distilery district Distilery district Distilery district

 

–       St. Lawrence Market y el “mini Flatiron”:

En el mercado de St. Lawrence se puede comprar fruta, verdura, carne, pescado y quesos de calidad, entre otras cosas. Hay también algunas tiendas de souvenirs y productos canadienses.peameal bacon on a bun” El mercado es bastante grande y aunque hay muchos turistas (porque todos los puestos tienen su género muy bien presentado, y eso gusta), también hay mucha gente local haciendo la compra.  Aquí hay un local bastante mítico, llamado Carousel Bakery, famoso por su “peameal bacon on a bun” (unos CAD 6 – 4EUR): un bocadillo en pan tipo hamburguesa lleno (pero bien lleno) de peameal bacon, una delicia de Ontario que sí o sí hay que probar, ya sea aquí o en otro lugar.

Muy cerca del mercado está el Gooderham Building, apodado como el mini “Flatiron”, ya que su perímetro triangular recuerda bastante al icónico edificio neoyorkino.

Flat Iron

 

–       Catedral de St. James:

Las catedrales e iglesias canadienses no es que sean nada del otro mundo si las comparamos con las europeas, claro (lo sentimos, norteamericanos, pero aquí Europa se lleva la palma), pero es un edificio bonito y hay conciertos de órgano a menudo. Nosotras estuvimos escuchando a una chica ensayar y es realmente abrumador.

Catedral

 

–       Isla de Toronto: la isla de Toronto es en realidad un conjunto de islas situadas enfrente del waterfront de la ciudad. Para acceder hay que coger un ferry (CAD 7,71 – unos 5EUR, y la vuelta desde la isla está incluida) y decidir  a qué parte de la isla queréis ir. Los barcos llevan a Hanlan’s point (cuidado porque la vuelta desde aquí es pronto, mucho más que desde los otros puntos), Middle island o Ward’s island. La isla es un lugar muy tranquilo donde se va a pasear, a montar en bici, a la playa (hay una nudista) o a pasar el día haciendo un picnic. Es un lugar donde los “torontianos” van para estar tranquilos. Hay muchas familias y en verano abren un pequeño parque de atracciones. Nosotras fuimos en ferry a Hanlan’s point y desde allí paseamos hasta Middle island, pasando por parques, lagos, un faro, etc. Desde Middle island pudimos disfrutar de, sin duda, las mejores vistas del skyline de Toronto. ¿No os lo creéis? ¿Pensáis que hay mejores sitios desde donde se ve “Toronto entero”? jaja. Pues mirad y juzgad por vosotros mismos:

Torontoentero Torontoentero

En invierno la isla se inunda y no se puede acceder, pero aún así se puede coger un wáter taxi o un tour en barco para tener las vistas del skyline desde el agua. Excepto, claro, cuando el frío aprieta demasiado y hasta el Lago Ontario se hiela y la gente patina sobre él. Así es Canadá…

 

–       CN Tower y museo del ferrocarril:

La CN Tower es uno de los edificios más icónicos y reconocibles de Toronto, por no decir el más. Al menos para los españoles, que siempre tendremos la broma de “¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto? Toronto entero”, como os explica Sandra en el video anterior, jeje. Como veis, nosotras no subimos porque, pese a que nos encanta ver las ciudades desde las alturas, sinceramente nos pareció muy caro para lo que es y el día estaba muy nublado (CAD36 – 23 EUR la visita normal o CAD255 – 170 EUR para los más aventureros que quieran colgarse de su cornisa). Pero sí que fuimos a ver la torre desde abajo y la verdad es que su altura y su delgadez impresionan.

 CN  Museo del ferrocarril
Justo al lado está el museo del ferrocarril, donde pueden verse multitud de vagones y locomotoras antiguos y nuevos (desde fuera eh, no hace falta entrar a no ser que seas un trenadicto tipo Sheldon Cooper).

 

Si sois, como nosotras, aficionados al arte y los museos, nosotras os recomendamos los dos en los que estuvimos, pero depende del tiempo que tengáis y de vuestros intereses, claro:

  • Power Plant: es una galería de arte y centro cultural gratuito donde siempre hay exposiciones interesantes y el edificio es super chulo, con este rollo industrial que a nosotras nos encanta. Está cerca de la CN Tower, así que si andáis por la zona no dudéis en hacer una visita, se recorre bastante rápido.

Power Plant Power Plant Power Plant Power Plant

  • La galería de Arte de Ontario: es un museo enorme donde se expone arte canadiense (hay obras tanto de First Nations como de canadienses contemporáneos), europeo y africano principalmente. Los miércoles de 6 a 9pm es gratuito, el resto de días cuesta CAD19 – 12,5 EUR y CAD25 – 16,5 EUR las exposiciones temporales, que suelen ser las más punteras del momento, al nivel del MOMA y otros museos del estilo. Visitar el museo merece mucho la pena, la verdad.

 galería de Arte de Ontario galería de Arte de Ontario galería de Arte de Ontario

 

En conclusión: Toronto nos ha gustado mucho porque es muy diferente al resto de ciudades de Canadá. En diversidad cultural y gastronómica es una de las ciudades más interesantes del país. Y claro, salvando las distancias, que se parezca un poco a NY le da un punto que no podemos negar que nos enamoró un poquito.

 

¡Si te ha gustado compártelo en tus redes! Nos harás muy felices 🙂

2 días en Toronto
Facebooktwitter
Tagged on:         

3 thoughts on “2 días en Toronto

  • 5 enero, 2018 at 14:58
    Permalink

    Ay qué recuerdos… Nosotros no fuimos a las Toronto Islands, mi padre estaba agotado y ya se hacía de noche, así que tendré que volver…
    Me ha encantado el post, os dio tiempo a todo! A nosotros nos faltaron días, y me da rabia porque me encantó! Como dices tú, me recordó mucho a mi adorada New York!
    :*

    Reply
    • 6 enero, 2018 at 04:13
      Permalink

      Gracias Carla, la verdad es que nos gustó un montón y seguimos tus consejos, aprovechamos mucho el tiempo allí la verdad. Y si no te dio tiempo a todo es una pena porque tendrás que volver, jaja.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *